AlimentaciónChopInformativoSalud e HigieneSin categoríaTraining ¿Tu perro se pone sus “moños” para comer?

¿Tu perro se pone sus “moños” para comer?

¡Compartir ahora!

¿Tu perro se pone sus “moños” para comer?

Las razones y posibles soluciones para que vuelva a comer bien.

Ya sea porque dejó de comer así de la nada o desde que lo adoptaste nomás no prueba bocado, el hecho de que no quieran comer es un momento muy estresante para nosotros. Las razones para que esto suceda son diversas, desde que está enfermo, estresado, no le gusta su comida o nomás porque anda aburrido. Para poder solucionar esto es importante determinar la razón antes de tomar una decisión, así que a continuación te presentamos algunas razones posibles.

La anorexia o pérdida de apetito de un perro puede resultar un indicador de un problema grave. Este es el motivo por el cual, si la mascota no come, lo primero que se debe hacer es acudir de forma urgente al veterinario.

La razón más común es alguna enfermedad y de esas se desprenden muchas vertientes como: problema en un riñón, malestar en sus dientes, infecciones en la boca, obstrucciones de su aparato digestivo, entre otras. También puede deberse a depresión, tristeza, estrés o ansiedad. 

 

¿Cambió su alimento?

Un cachorro canino no tiene las mismas necesidades que un can adulto o que uno anciano. Como nosotros, los nutrientes que van necesitando varía a lo largo de su vida. Esto podría explicar el porqué no come si su edad no es acorde a su alimentación.

 

¿Está aburrido?

La hora de comer no tiene porque ser una actividad que lo aburra. En nuestro canal de Youtube hemos dejado algunos tutoriales para hacer comederos tipo puzzle o más entretenidos que un simple plato para que con estos pequeños cambios les estimules su mente a la hora de alimentarse. 

“El aburrimiento puede provocar tantos problemas alimentarios a los perros como una dieta no adecuada”, explica el veterinario Tony Buffington, de la Asociación Americana de Hospitalizaciones Animales, quien lleva 30 años estudiando la nutrición en canes y felinos.

 

¿La clave? Decir “no” a los cuencos de comida para perro rebosantes de bolitas.  En CHOP entendemos eso y las diferentes formas que tiene con sus letritas los estimula y les parece más llamativo a la vista. La tendencia que se impone es hacerles trabajar por su comida.

En nuestro canal de Youtube te dejamos un plato lleno de tubos de cartón que lo mantendrá ocupado un rato en lo que come.

 

¿Le gusta su alimento?

Esta pregunta es obvia si les das sus croquetas CHOP, las aman, ¿pero qué tal si no? Hay que entonces motivar su apetito humedeciéndolas en agua caliente que hará que el aroma de la comida sea más fuerte. Ahora que si le das sus CHOP pero nomás las tienes ahí arrumbadas pues tampoco funciona, hay que tener las croquetas en un lugar seco, cerrado y lejos del sol para que conserven sus propiedades de sabor, textura y que no se echen a perder. Un pequeño truco: el can puede encontrar más estimulante la comida que se le ofrezca en la mano que el alimento que se deposite en su comedero.

Un cariñito a la panza no le cae mal a nadie, como dice el veterinario y dietista canino Carlos Alberto Gutiérrez “Combinar el pienso del perro con pollo o huevo una vez a la semana, además, rebaja la ansiedad del animal durante el día”, autor del blog Nutricionista de Perros. Esto les ayudará a producir serotonina que es el llamado “químico de la felicidad” presente tanto en perros como en humanos.

 

¿Debería darle recetas caseras?

“¿Alguien puede imaginarse comer cada día la misma comida?”, se pregunta Gutiérrez. “Por el mismo motivo, no es extraño imaginar que un can que siempre come lo mismo acabe por aburrirse”, dice este veterinario.
La mayoría de los veterinarios aconsejan proporcionar al perro comida de buena calidad. Sin embargo ser demasiado rígido puede provocar que el animal acabe por rechazar su alimento, como cuando lo estás entrenando y nomás no te hace caso por más que le repites lo mismo.

Unas recetas de cocina casera para perros, controlada y diseñada por un dietista, pueden ser una alternativa saludable para ofrecer al peludo amigo que rechaza su alimento una comida más variada.

 

Yogur para despertar el apetito del perro

¿Pero qué tal que sigue de quisquilloso el chamaco?

Aunque no lo creas el yogurt les encanta, pero no el de fresa con kiwi mega azucarado porque le da el patatuz, si queremos introducir un poco de yogurt en su dieta para motivarlo es una cucharada revuelta con sus croquetas de algún yogurt natural, sin azúcar, conservadores, colorantes, etc. A parte que ayudarás a que funcione mejor su sistema digestivo.

No es recomendable, sin embargo, ofrecer las sobras de la comida humana al perro, ni dejarle que pique algo mientras se cocina o cuando come la familia. Esto puede ocasionar que ya no le llaman la atención las croquetas y lo malacostumbraríamos a ingredientes que no necesariamente le hacen bien.

 

 

 

FUENTE:
Sitio web: https://www.consumer.es/mascotas/mi-perro-no-come-causas-y-soluciones.html

¡Compartir ahora!

Te puede interesar