Salud e Higiene Si tu perrito no te escucha

Si tu perrito no te escucha

¡Compartir ahora!

Si tu perrito no te escucha, tiene la orejita sucia.

Una de las partes más delicadas en nuestros perritos son sus oídos, y aunque a veces pasamos por alto la importancia del aseo en sus orejitas, muchas infecciones se pueden evitar si se le dan los cuidados adecuados.

Antes de proceder al aseo de nuestro perrito, es necesario tener en cuenta las siguientes situaciones:

Si tu pequeñito sacude mucho la cabeza o se rasca seguido, quizás tiene una infección.

El oído de tu perrhijo debe ser color rosa pálido; en caso de que lo veas algo irritado, rojo o con sangre, necesitará revisión de un profesional.

Checa sus orejitas para ver si no tiene bolitas que le causen dolor.

Si detectas un olor muy raro en sus orejas o alguna de las otras señales, habrá que llevarlo a un veterinario.

Siento una hormiguita en mi oreja, ¿puedes ver?

Para hacer el aseo de sus orejitas, necesitarás un paño humedecido, con un poco del champú que usas para bañarlo. Comienza frotando suavecito, y consiente a tu perrito con un masaje relajante en esta zona y en la cabeza. Debes retirar bien el producto y secar las orejas con una toalla para evitar irritaciones en tu perrito.

¡Me das mis CHOP! y te muevo las orejitas!

Debes tener en cuenta que hay que habituar a tu amigo al proceso, y más si se trata de un perrito adulto, pues si lo haces muy rudo, se puede asustar, ya que se trata de una parte muy sensible. Lo que puedes hacer es crear un ambiente tranquilo y premiarlo para que se quede quietecito mientras lo limpias.

Lucho, no te oí ¿me lo puedes repetir?

Antes de revisar tu perrito debes lavarte bien las manos para después buscar un sitio con luz y checar el interior de las orejas, para saber en qué parte nos debemos enfocar.

¡Compartir ahora!

Te puede interesar